fbpx

 Una de las mayores preocupaciones que se puede tener como padres es la salud de los hijos, y es fácil relacionarla con una buena alimentación, pero la alimentación de los niños no tiende a ser muy regular por lo que se tiene la responsabilidad de asegurar su correcto desarrollo proporcionándoles una alimentación completa y saludable.

¿Cómo saber si estamos haciendo un buen trabajo? ¿conoces las consecuencias de una mala alimentación?

¿Cuáles son las consecuencias de la malnutrición?

 En los niños de 0 a 5 años, la mala alimentación afecta su desarrollo general, creando trastornos, déficit de crecimiento, abriendo paso a enfermedades e incluso provocar la muerte.

 En los niños de 6 a 12 años, afecta el crecimiento tanto físico como intelectual, provocando complicaciones para prestar atención y participar en actividades sociales comunes. Pueden mostrar sequedad en los ojos, perturbaciones en el sistema nervioso e incluso alteraciones cardiovasculares y pulmonares.

Claves para la alimentación de los niños
¿Cómo y qué debe comer un niño según su edad?

Según la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD). Estas son unas pautas que puedes seguir:

– De 3 a 6 años: sus necesidades energéticas son altas ya que está en periodo de crecimiento, por tanto, su dieta debe incluir alta cantidad de proteína, lácteos, carnes, huevos y pescado, e ir acostumbrándolos a un desayuno completo, a base de cereales, lácteos y fruta.

– De 7 a 12 años: Sigue siendo importante el crecimiento, por lo cual en su dieta diaria no deben faltar los lácteos, verduras, ensaladas ni pan. Además es recomendable alternar las carnes, pescados, huevos y pasta.

– De 13 a 16 años: Es la etapa del estirón. Los músculos y el esqueleto terminan de formarse, por lo que la dieta debe aportar al adolescente suficientes calorías y nutrientes, combinándolos con actividades físicas. Los lácteos, cereales, frutas, vegetales y carnes deben ser consumidos adecuadamente de forma diaria.

¿Cuáles son los síntomas de la malnutrición?

Dependiendo de la carencia se presentan distintos síntomas, pero los más comunes son la delgadez o disminución de talla, así como el retraso del crecimiento, falta de energía, dificultades para prestar atención, caída de cabello y debilidad ósea.

Conociendo el tipo de alimento que debe de consumir tu hijo según su edad, puede observar si está consumiendo los nutrientes necesarios o todo lo contrario.

En caso de que su ingesta de nutrientes sea muy pobre, te recomendamos acudir a un especialista para observar y evaluar la salud de tu hijo.

Compártelo con tus amigos
21Shares